El aloe vera es una planta milenaria con infinidad de propiedades y benefícios para el cuerpo.
Habitualmente se la ha asociado a la estética, con usos variados para el cuidado de la piel, en rituales de belleza, aunque lo cierto es que esta planta ha sido utilizada para mucho más en culturas ancestrales como la egipcia, donde era un componente básico en el cuidado no sólo físico. También se la conocía como un potente remedio para combatir el envejecimiento celular, pues actúa en la eliminación de radicales libres y se usaba en diversas transformaciones para el cuidado espiritual.

Traduciendo los jeroglíficos inscritos en los papiros se ha podido comprobar que los sacerdotes y alquimistas del antiguo Egipto utilizaban esta planta en la preparación de pócimas medicinales.

Otras culturas como la musulmana, la asiria, o los criollos de Haití la utilizaban también con fines de sanación del cuerpo, mente y alma.
También es conocido el uso de la pulpa del aloe vera en los rituales diarios de belleza de reinas como Nefertiti y Cleopatra.

La planta absorbe las radiaciones de los aparatos electrónicos y otras contaminantes de los rayos X, barnices y demás sustancias tóxicas. Como es una planta considerada una superviviente, tenerla en casa nos ayudará a encontrar soluciones cuando lo necesitemos y a restaurar el equilibrio, interior o exterior.

En el estudio del aloe vera se consideró la aloína como el primer elemento encontrado. Es un componente del acíbar identificado en 1851. Se le atribuyeron importantes condiciones laxantes y fue después de un siglo de su descubrimiento cuando se utilizó de manera menos limitada.

En 1934 el doctor C.E. Collins estudió la planta junto a su hijo y descubrieron más de sus propiedades. Empezaron a usarla en el tratamiento de quemaduras.

En 1951 se descubrió que el interior de la hoja estaba formado por diversos polisacáridos. Estos azúcares tenían la función de estimular el crecimiento de los tejidos sanos. El descubrimiento fue llevado a cabo por los doctores Ikawa y Niemann. Se fue consolidando así cómo los polisacáridos incluidos en la pulpa del aloe vera inducían a sus cualidades terapéuticas.

Aloe vera
Aloe vera

Posteriormente en Texas un equipo de científicos liderado por el doctor Gunnar Gjerstad descubrieron los principales elementos inorgánicos del aloe vera: calcio, cloro, sodio, potasio, magnesio y manganeso. A continuación, estudiaron los aminoácidos concluyendo que el aloe vera tenía 18 de los 22 aminoácidos que conforman el organismo humano. Siete de los ocho aminoácidos considerados como esenciales, se presentan en esta planta. G. Gjerstad junto con el doctor Bouchey descubrieron también que en una cucharada de pulpa de aloe vera se concentraban 75 componentes químicos distintos, en cantidades iguales o superiores a 1 miligramo. Este hallazgo les animó a seguir investigando, en esta ocasión decidieron estudiar su contenido vitamínico. Hallaron vitamina B1, B6 y B2, niacina y colina.

ENZIMAS EN EL ALOE VERA

Las enzimas son unos potentes elementos que juegan una función muy importante en el cuerpo humano. Se encargan de transformar las proteínas que ingerimos en aminoácidos que serán finalmente convertidos en energía para muestras células. Para llevar a cabo este proceso, las enzimas precisan de la colaboración de las vitaminas y los minerales. que se encargarán de transformar mediante este proceso químico los componentes del alimento ingerido en proteínas aptas para nuestras células para su buen funcionamiento. La vitamina B es indispensable en el proceso metabólico para generar energía para las células.

Las enzimas del aloe vera como la catalasa evitan la acumulación de agua en el cuerpo. Otra de ellas, la celulasa, ayuda a digerir la celulosa.

INVESTIGACIONES Y CONCLUSIONES ACTUALES

Se sabe que el aloe vera contiene más de 160 elementos diferentes colocando a esta planta en una posición privilegiada por sus innumerables propiedades. Es activadora de la circulación gracias a su componente acemanano que permite abrir los capilares para que la sangre circule mucho mejor ayudando a depurar el organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.